4 comentarios el “Pollo a la carta

  1. Me impactó muchísimo este vídeo cuando lo vi por primera vez. Las caras de felicidad de los pequeños al recibir las sobras me hicieron sentir una niña mimada, una egoísta y una marioneta de la publicidad consumista y asquerosa. Qué poco valoramos lo que tenemos, qué poco apreciamos la suerte que hemos tenido de nacer en el primer mundo en el seno de una familia afortunada… y qué poco nos paramos a pensar en los que no tuvieron la misma suerte.

    How can someone’s laughter bring me close to tears?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s