Temas 2011-12

Os presentamos los temas del Aula Landriani para el desarrollo personal y cristiano de jóvenes, del curso presente, que se dividen en cuatro bloques temáticos: personal, relacional, eclesial, escolapio. Cada grupo seleccionará uno de los temas, conforme a sus necesidades y criterios, y lo presentará al grupo responsable junto con la fecha en la que puede hacerlo. Recordad que la formación es desde el viernes por la tarde hasta el sábado por la mañana. Para cualquier duda, vuestro catequista o coordinador sabe cómo contactar con el responsable del Aula.

Confiamos esta iniciativa a Calasanz, para que sea todo para mayor gloria de Dios y bien del prójimo.

DIMENSIÓN PERSONAL

01

Imagen personal
Durante el proceso de crecimiento, hemos ido aprendiendo quiénes somos principalmente a través de lo recibido desde el entorno. La adolescencia propicia un cambio en el que comienzan a entrar en colisión las opiniones de los demás y lo que vamos conociendo de nosotros mismos. Ahora toca conciliar y discriminar tanto sobre lo pensado como sobre lo reflejado.

02

Autoestima y confianza

 

Se entiende por autoestima la valoración que cada persona hace de sí mismo, de modo que influye directamente en la confianza que tiene en sus posibilidades, generando toda una serie de reacciones.

 03

Ruidos personales y silencio

 

Vivimos ciertamente en una sociedad ruidosa, caracterizada por las muchas interferencias en la comunicación y por la falta de espacio para “escucharse a uno mismo o a lo más importante”. El ruido provoca despistes, falta de atención, descentramientos.

04

Organizarse bien día a día

 

La cotidianeidad, al menos gran parte del día, la vivimos de forma ordenada con horarios. Pero cuando termina, todo queda en nuestras manos, no pocas veces bajo el dominio apabullante del descontrol y del desorden. Desde el taller facilitamos estrategias personales para lo más ordinario.

05

Debilidades y grandezas

 

Somos seres complejos, nada fácil conocernos. Adentrarnos en nuestras debilidades, conocerlas y reconocerlas no es tarea fácil, pero de las grandezas pocas veces se escucha hablar. Entre debilidades y grandezas se establecen además relaciones que, en lucha interior, se exageran y desproporcionan mutuamente. El taller ayuda a conocerse con humildad, siendo este el inicio de un camino.

06

Aprovechar el tiempo: eficacia

 

Facilitamos desde el taller estrategias de efectividad en la propia vida, de modo que logre planificar objetivos alcanzables y disponga de herramientas que me ayuden. No hay varias mágicas, el primer punto será partir de lo que somos y desde ahí construir los pasos siguientes.

07

No soy producto, soy productivo

 

En un mundo liderado por el mercado y el dinero se confunden fácilmente las personas con lo que hacen. Ayudar a distinguir entre aquello que soy y quisiera ser, con lo que hago y lo que no consigo. Ser producto es mecánica de mercado, ser productivo es crecer desde la semilla del Reino.

08

Libertad y esclavitudes

 

Análisis de las propias esclavitudes culturales y del entorno, para aceptar la libertad que nos viene desde los límites que somos capaces de ponernos a nosotros mismos. El camino de la esclavitud, sin libertad, es más cómodo que el camino de la libertad.

09

Toma de decisiones

 

¿Cómo afrontamos este reto tan presente en nuestra vida diaria? ¿Somos conscientes de la cantidad de decisiones pequeñas que tomamos día a día, y qué ocurre cuando se nos pide que demos un paso delante de otra magnitud? En el taller estaremos a la escucha de lo que nos piden, de lo que quieren de nosotros, y de lo que desearíamos poder hacer.

10

Sentimientos y emociones

 

Partimos de que es un mundo complejo, dibujado interiormente y de gran capacidad para colocarse en primera posición en nuestra vida. Unido a la afectividad, otro gran campo, cuesta acertar con las palabras exactas para comprender qué nos ocurre, y una vez reconocido superarlo para evitar que sea lo principal y más importante.

11

Perder la vergüenza

 

Timideces que esconden otras cosas, introversiones que hacen la vida difícil o cómoda, vergüenza a hablar en público y a que me miren… todo al final construye una personalidad carente de palabra, de capacidad para transformar el mundo y también incómoda consigo misma. ¿Podemos aportar algo? En el taller nos enfrentaremos sin ambages creyendo que también las habilidades sociales se aprenden y mejoran.

12

Contra la pereza, diligencia

 

Para aquellos que hacen de la pereza una forma de vida justificada y justificable, y que al cabo de un tiempo reconocen que no es lo mejor. Nos adelantamos a los tiempos y aportamos la experiencia de otras personas con vida más estructurada, más comprometida, más diligente, y por tanto, más feliz. Lo primero, saber qué quiero, tener motivación y reconocerse con fuerza.

13

Leer la propia historia de vida

 

Algo esencial a la condición humana es la temporalidad y especialidad. Y en este sentido va la historia personal de cada uno, con sus acontecimientos, personas, experiencias… que aguardan que digamos una palabra sobre ellas, les demos sentido y orientación en su conjunto. Este taller pretende facilitar la lectura que cada uno está llamado a hacer, sin dejar de lado las palabras de otros o la Palabra de Dios que ilumina.

14

Orden y desorden

 

Dos claves, quizá no las más importantes, pero sí de las más potentes para el conocimiento personal y tomar la propia vida en las manos. De origen bíblico, muy fortalecidas en la historia de la Iglesia, y una manera de adentrarnos en nosotros mismos que pocas veces tenemos presente. Está ordenado aquel que lleva una vida ordenada a un fin, y desordenado el que ni tiene claro cómo es, ni sabe dónde va, ni está dispuesto a nada.

DIMENSIÓN RELACIONAL

15

Asertividad
Capacidad para expresar lo que vivo y opino sobre algo con humanidad y caridad. Si estableciésemos una escala, se sitúa equilibradamente entre vivir siempre de lo que digan los demás, obedientes y sin poder decir nunca que no, y el otro extremo que es no hacer caso nada más que a los propios antojos.

16

Comunicación

Formación inicial

11.nov

¿Cómo hablar en público? ¿Cómo expresarme a mí mismo y lo que vivo? ¿Cómo exponer una idea o cómo defender una opinión? ¿Cómo diferenciar planos en las conversaciones? ¿Cómo cambiar de tema? ¿Cómo subir un peldaño en los diálogos?

17

Empatía

 

Esa capacidad que también es educable y desarrollable y me sitúa dentro de la historia de la otra persona y de lo que está sintiendo. Una habilidad fundamental para todos, porque todos tratamos con personas, y lo hacemos no pocas veces demasiado preocupados por nosotros mismos, o con ritmos de vida que no permiten realmente ser escuchadas y compartidas.

18

Confianza en los demás

 

Esencial en la dinámica de todo grupo de fe, en todo diálogo personal y en el proceso personal. La confianza, frente a la desconfianza y el miedo, son la base de la fe, de la bendición, de la lectura de la propia historia. Sin embargo, más allá de nuestros muros y experiencias también nos espera afrontar el mundo con positividad o con rabia ante los demás.

19

Deseos y sentimientos

 

¿Qué sentimientos predominan en nuestras relaciones, y qué deseos mueven nuestro interior para amar, para odiar, para servir o para callarse? El deseo de más, el deseo de cosas, el deseo de cariño, el deseo de estima y otros muchos indicen directamente en las relaciones con los otros y en cómo recibimos lo que nos ocurre a diario. Una eterna insatisfacción acompaña, con madurez, a quien va creciendo.

20

Aprender a dialogar

 

Claves para relacionarme mediante la palabra de forma adulta, y estratégica. Las palabras están presentes en todo ámbito, no sólo los grupos de fe, la vida familiar y el trabajo, sino también en relación a la información, lo que escuchamos. El diálogo puede ser cara a cara, en grupo, o en la soledad del cuarto con una noticia, con un acontecimiento. Dialogar es no quedarse callado y recibir, sino profundizar conjuntamente queriendo alcanzar la verdad.

21

Los jóvenes de hoy

Formación inicial

16.dic

Los jóvenes que somos hoy, no los de ayer ni los que queremos para el futuro. Mirarse en el contexto en el que vivimos y hemos respirado durante tanto tiempo que no podemos separarnos de cuanto sucede. Sin embargo, en todo joven hay también algo diferente, algo único, algo que lucha por salir y mostrarse al mundo. Mirarse en relación a una generación para verse a sí mismo sin permitir que me reduzcan a tres datos o cuatro, no pocas veces dichos con acritud y de forma negativa.

22

Proactividad y reactividad

 

Estas dos palabras modernas hacen relación a la actitud humana frente a la vida, al trabajo y los estudios, ante las dificultades. Se entiende que es proactivo el que propone y con creatividad solventa las dificultades, y reactivo el que rechaza, el que muestra siempre su queja, el que crea mal ambiente de grupo.

23

Sentido crítico y social

 

Nos parecía importante recuperar también conceptos que, aunque no han pasado de moda, sí que permanecen un poco ocultos. Visión crítica de la realidad frente a quien se cree ingenuamente todo y no tiene ningún sustento desde el que valorar las cosas salvo lo que otros dicen. Visión crítica frente a la ignorancia fácilmente manipuladora. Prensa, televisión, series y películas, música y opiniones que suelen estar acompañadas de ideologías para el mayor consumo, un hedonismo mayor y menos criterio personal. Los jóvenes de hoy no son sumisos aparentemente, pero sí es cierto que permanecen acríticos y sin opinión frente a grandes cuestiones que les afectan.

DIMENSIÓN ECLESIAL

24

Al ritmo de la Iglesia
Los tiempos litúrgicos llevados a la vida cotidiana, no sólo para comprender y descubrir nuevos aspectos, sino para enlazarlos con los que estamos buscando desde nuestra propia humanidad. Más allá de los grandes discursos, los símbolos, los personajes bíblicos clave y las grandes oraciones de la Iglesia responden a las inquietudes más personales.

25

Orar los salmos – vida cotidiana

 

150 poemas por escudriñar y saborear en profundidad. Lírica que expresa el amor, la reconciliación, la paz, la búsqueda, el miedo, la comunión, la amistad… Todo ello desde los sentimientos más profundos. Ponen nombre a lo que vivimos, pero también nos llevan más allá. Son diálogo con Dios revelado por Dios mismo, que acogidos con libertad también nos liberan.

26

El Evangelio de Marcos

Formación inicial

10.feb

Comenzamos por el Evangelio de Marcos y el recorrido que el discípulo hace en él. Una lectura vital y personal, que nos introduzca con sencillez en las grandes claves que nos permiten interpretar y seguir más de cerca al Maestro. Desde la llamada a la resurrección, en cinco grandes momentos, desde un fuerte carácter orante.

27

Nuestro Credo, nuestra Fe

 

En cinco momentos, utilizando una metodología colaborativa, descubrimos en grupo el contenido nuclear del Credo. No es un curso, sino un ejercicio de comprensión común de lo que expresa y de su origen a través de los siglos, que llega a nosotros para asentar nuestra fe y ser guía para nuestro camino cristiano. Sin duda alguna, como núcleo de una fe pensada y expresada, incide en nuestra vida cotidiana y en nuestro grupo como iglesia. Aunque también nos cuestiona, con expresiones alejadas y un tanto misteriosas, que debemos aprender a leer y descubrir.

28

Ética cristiana y fundamentos

 

Una introducción desde la racionalidad de nuestras experiencias y desde lo que vivimos a diario. No es una clase de moral, sino un interrogante que debemos resolver en lo cotidiano y que reclama siempre más que un consenso, más que un acuerdo, más que la valoración de los demás… Reclama como interrogante que diga quién soy yo, quién quiero ser, a dónde voy, y qué es lo mejor para mí. No podemos renunciar en esta experiencia a la Palabra de Dios y de la iglesia que nos pide una mayor inteligencia, sagacidad y discernimiento.

29

Diálogo entre Iglesia y sociedad

 

Quienes oponen tan fuertemente Iglesia y sociedad olvidan tanto sus raíces como la cultura en la que vivimos. El diálogo social y el diálogo eclesial no pocas veces tratan los mismos problemas, y también descubren soluciones muy parecidas. Desde la sociedad surgen muchas preguntas, también desde la Iglesia.

30

Fe y cultura

 

Un poco de historia práctica para compartir y maravillarse ante una fe que se ha expresado durante años de la forma más bella posible y se ha hecho cultura. Otra mirada un poco más intensa ante una cultura que ha rechazado la fe, que se ha alejado de Dios y le ha negado. Y una tercera en la que estamos implicados, desde las letras y la piedad, y vivimos de manera unida y coordinada. Llamados a profundizar esta relación desde la Verdad que se muestra al mundo.

31

Hablar de Dios hoy

Formación inicial

3.feb

Primero a uno mismo, en diálogo con Dios mismo. Después en el grupo, como un compartir enriquecedor y dialogante. Y también a quienes hoy parece que no quieren escuchar y sin embargo esperan que les demos una palabra de vida, que les ayudemos a descubrir quién es Dios presente en medio del mundo. Los lenguajes pueden cambiar, las formas también, pero no el contenido. ¿Cómo hablar de Dios hoy a quienes quieren escuchar y preguntan, y a quienes no parece que se muestren interesados?

32

Anunciar el Evangelio

 

El anuncio del Evangelio no es una imposición a nadie, proviene desde la humildad de la propia vida y se pone en contacto con el corazón de la persona en cada circunstancia. El anuncio del Evangelio no es una homilía simplemente, no es una catequesis sin más. El anuncio del Evangelio tiene mucho que ver con el propio testimonio, con nuestra cercanía a los hombres y con el regalo que Dios nos ha dado a nosotros previamente para que vivamos en plenitud y desde el amor. Sin duda, muchos desearían tener lo que todo cristiano vive a diario en fe, en caridad y en esperanza.

DIMENSIÓN ECLESIAL

33

Buscar “mejor modo” de servir
Leer esta frase de Calasanz en la propia vida en sus distintas implicaciones. La búsqueda, lo mejor, el modo, y el servicio. Llamados a compartir esta experiencia de Calasanz, de forma satisfactoria. Además, el contexto es muy iluminador: en medio de otras propuestas y algo que él deseaba profundamente, por lo que había ido hasta Roma hacía ya unos años. Junto a este gran descubrimiento, “el mejor modo”, están emparejadas las renuncias necesarias.

34

La vida crece en ellos

 

Calasanz y tantos otros han observado que los niños crecen, y van creciendo a pasos agigantados durante su niñez y primera juventud. Crecen en la medida en que reciben, en que tienen a su alrededor personas que comparten y les conducen por el camino. Es una gran satisfacción constatarlo, una gran alegría hacer camino con ellos. Pero para que otros tengan vida, hay que perder la propia. La vida crece en ellos, mientras la muerte actúa en nosotros. ¿Cómo hacer una lectura personal de la entrega de nosotros mismos? ¿A quién damos vida y qué vida compartimos?

35

Cooperadores de la Verdad

 

Es una de las definiciones que Calasanz hace de los escolapios. Nos podemos confundir prácticamente con llevar la razón, sentenciar y tener la última palabra, afrontar las mentiras que nos rodean. El taller nos muestra cómo la Verdad, con mayúsculas, es tan importante en nuestra existencia cotidiana como esencial en sus manifestaciones. ¿Cooperamos con una Verdad que actúa en el mundo?

36

Paciencia y caridad

 

Para ser maestro escolapio, tanto la paciencia como la caridad son los pilares. También se ejercitan, se aprende a recibir y nos podemos educar en ellos. Este taller hace de estas dos dimensiones educativas una propuesta clara para la vida cotidiana.

37

Método sencillo, claro y eficaz

 

Hay cosas complicadas, pero no conviene complicarlas. La Pastoral tiene algunos elementos esenciales e imprescindibles. Leídos correctamente nos aportan el mejor método y el núcleo esencial de nuestra tarea como catequistas.

38

Atraer a los jóvenes a Cristo

 

Ser atractivos para los jóvenes no es ser guapo, elegante o majo. ¿Qué atrae hoy a los jóvenes para poder acercarlos a Cristo? ¿Qué les puede atraer de la experiencia de grupos, de fe y de Dios que les estamos proponiendo?

39

Discernimiento vocacional

 

Cinco ejercicios sencillos para clarificar nuestro propio camino a la luz del Evangelio y del mundo en el que vivimos. Más allá de lo que descubrimos en nosotros mismos, más allá de lo que conocemos incluso, Dios ha pensado en nosotros y nos invita a seguirle de una manera concreta.

40

Desde la tierna infancia

 

Calasanz insistía mucho en comenzar desde los más pequeños, siempre antes de que otros hayan debilitado, engañado y torcido su camino. Si protegemos esas experiencias primeras y las cuidamos con amor y ternura, nada ni nadie podrá eliminar la esperanza de su vida feliz. Comprender esta clave, llevada a nuestra pastoral y nuestra vida diaria, es la tarea de este taller.

41

Vida cotidiana escolapia

 

Cinco elementos esenciales de la vida escolapia vividos hoy. Ellos vertebran nuestra espiritualidad, nuestra misión y nuestra vida de comunidad. No haremos una catequesis, nos podemos en situación para nutrirnos de ellas y prologarlas más allá del día de taller.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s